Ingredientes (para 1 litro):

1 L de leche

80 g harina

80 g mantequilla

Sal, pimienta, nuez moscada

 

Elaboración:

 

Se pone a derretir la mantequilla en un cazo, se añade la harina de golpe y se rehoga durante unos minutos sin que llegue a tomar color. Se añade la leche fría de golpe y se remueve con unas varillas constantemente para evitar que aparezcan grumos. Cuando empiece a cocer nos quedaría una salsa suave y sin grumos. Dejarla cocer a fuego lento varios minutos hasta que se cocine la harina para evitar que nos quede ese sabor a harina cruda. Se pone a punto de sal, pimienta y nuez moscada (opcional).

Y tenemos la salsa lista para usar en nuestros platos!!!

 

Nota:

La salsa bechamel se puede emplear para diversos platos y dependiendo de la cantidad de harina que se ponga por litro de leche nos quedará más espesa o más ligera.

Para hacer unas croquetas es recomendable hacer un roux (Harina + mantequilla) de 125-180 g por litro de leche. Esto significa que pondremos en el cazo 125 g de mantequilla y 125 g de harina por litro de leche. En cambio para hacer una salsa más ligera para acompañar una pasta haremos un roux de 60 g por litro de leche.

La salsa bechamel es una salsa muy versátil que puede acompañar infinidad de platos y a la cual se le puede aromatizar de diferentes formas. La manera de hacerlo es infusionando en la leche el sabor que le queramos dar antes de añadirlo al roux. Hay que tener cuidado porque cuando añadimos la leche caliente al roux puede que salpique y se espese rápidamente, aconsejaría añadir la leche de a poco y sin dejar de remover con la varilla.

Compartir... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest