Ingredientes:

 

1 cebolla

2 zanahorias

1 puerro

1 ramita de apio

2 kg de huesos de cadera, rodilla, caña, recortes de ternera etc.

1 L de vino tinto

 

Elaboración:

 

Se ponen los huesos en una bandeja de horno y se ponen a tostar a 200º en el horno hasta que queden bien churruscados. Mientras, se cortan las hortalizas en trozos grandes (mire poix) y se tuestan en una olla con un chorrito de aceite. Una vez que hayan cogido color se añade el vino tinto y se deja reducir hasta que casi se haya evaporado todo el líquido.

Una vez tengamos los huesos tostados, los añadiremos a la olla. Llenaremos la olla de agua fría y lo dejaremos cocer hasta que toda la sustancia de los huesos haya pasado al caldo. Mínimo lo coceremos durante 4 o 5 horas. Iremos espumando el caldo a medida que vaya saliendo la espuma.  Una vez terminada la cocción, colaremos el caldo y lo dejaremos enfriar.

 

Nota:

 

En caso de que el caldo no tenga un color oscuro intenso, pondremos a quemar en una sartén una cebolla cortada en finas rodajas. Una vez bien quemada la cebolla la añadiremos al caldo.

Es importante no añadir sal en la cocción. Ya tendremos tiempo más delante de darle el punto adecuado de sazón.

A medida que se vaya evaporando el agua iremos añadiendo más.

Compartir... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest