Ingredientes:

 

1 kg huesos de caña, rodilla, cadera

Recortes de ternera

1 cebolla

3 zanahorias

1 puerro

1 ramita de apio

Unos granos de pimienta

 

Elaboración:

 

Se ponen todos los ingredientes en una olla y se llena de agua fría. Se pone a cocer a fuego suave. A medida que vaya saliendo espuma la iremos retirando con un cacillo o espumadera.

Se le puede añadir algún aroma como por ejemplo tomillo, romero, perejil etc. El caldo deberá cocer durante mínimo 4 horas a fuego lento hasta que haya soltado toda la sustancia.

Es importante partir de agua fría y nunca le echaremos sal puesto que la sal impide transportar todo el sabor de las verduras y carne al agua (que es lo que pretendemos).

Los caldos de carne pueden estar cociendo varios días.

Una vez hayamos finalizado la cocción, lo colaremos y enfriaremos. Una vez frio le quitaremos la capa de grasa que haya quedado.

Y listo para usar!!!

 

Nota:

 

Las aplicaciones que tienen estos caldos son múltiples. Podremos confeccionar sopas, mojar arroces, base para salsas, consomés, guisos de carne etc.

Compartir... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest