Ingredientes:

80 g harina

80 g mantequilla

1 L de caldo (pollo, ternera, pescado, hortalizas)

Sal y pimienta

 

Elaboración:

 

Se hace de la misma forma que la salsa bechamel, primero se funde la mantequilla se rehoga la harina y por último se añade el caldo y se deja cocer unos 8 minutos.

 

Nota:

 

Se le pueden añadir unas yemas de huevo al final de la cocción y una vez apagado el fuego y que haya bajado la temperatura a menos de 70º para evitar que se cuajen las yemas.

También se le puede añadir un chorrito de nata o mantequilla cortada en cuadraditos (para facilitar que se derrita) una vez apagado el fuego, así obtendríamos una salsa más refinada.

El caldo puede ser de cualquier tipo tanto caldos blancos como oscuros. Siendo el caso de caldos oscuros recomendaría rehogar la harina en la mantequilla durante más tiempo para que cogiese un color tostado evitando que se llegue a quemar. El resultado sería una salsa con un color tostado.

Esta salsa sirve como base de otras salsas de pescados, carnes, aves…

Compartir... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest