Ingredientes:

 

250g aceite neutro

1 yema de huevo o 1 huevo entero

1 chorrito de vinagre o limón

1 cucharada de agua

Sal

 

Elaboración:

 

En un bol de acero inoxidable se colocan las yemas o huevo junto con la sal y el chorrito de vinagre. Con la ayuda de unas varillas se bate enérgicamente las yemas a la vez que se va incorporando de a poco el aceite. A medida que la salsa se vaya ligando y cogiendo consistencia se añadirán unas gotas de agua para aligerar la salsa y conseguir que esta acepte mayor cantidad de grasa.

Otra forma más sencilla de hacer esta salsa es con una batidora. Pondremos todos los ingredientes en el recipiente y con la ayuda de la máquina montaremos la salsa. Si queda muy espesa añadiremos agua para aligerarla o si por el contrario quedase demasiado líquida añadiremos aceite.

 

Nota:

 

Hay que tener en cuenta varios factores a la hora de confeccionar esta salsa debido a la dificultad de ligar los ingredientes (agua y aceite) de esta receta:

La mahonesa se puede cortar por un exceso de grasa.

Por un exceso de agua.

Por falta de un medio ácido (Vinagre, limón).

Por exceso de temperatura.

Por exceso de frio.

Por falta de velocidad de batido y exceso de velocidad de incorporación del aceite.

Compartir... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest