Ingredientes para 4 personas:

 

400 g de arroz bomba o Carnaroli

8 unidades de carne de vieira

4 chalotas

1 diente de ajo

1 puerro

1 zanahoria

1 copa brandy de jerez

s/c Mantequilla

s/c Fumet

s/c queso parmesano rallado

 

Elaboración:

 

En una cazuela de bordes bajos ponemos una nuez de mantequilla. En esta grasa vamos a sofreír el ajito picado muy finamente. A continuación añadiremos las chalotas y el puerro cortados en brunoise fina y lo dejaremos pochar a fuego muy flojo hasta que las hortalizas queden blandas. Evitaremos que cojan color. Añadiremos la zanahoria cortada también muy fina. Rehogaremos 2 minutos más y añadiremos la copa de brandy. Con la ayuda de un mechero y con mucho cuidado de no quemarnos, flambearemos el brandy y dejaremos reducir hasta que prácticamente se haya evaporado el líquido. Pondremos el arroz y lo rehogaremos 2 min. En otra cazuela tendremos caliente el fumet. Iremos añadiendo el caldo caliente al arroz de poco a poco. Empezando por cubrir el arroz. Y a medida que el arroz nos vaya pidiendo más líquido se lo iremos añadiendo. No dejaremos de remover la cazuela para que el arroz vaya soltando el almidón, que es la sustancia que nos dará esa cremosidad característica del rissotto. Lo cocinaremos  durante 18 minutos a fuego lento. Pasados 15 minutos añadiremos 4 vieiras cortadas en dados. Con el resto de las vieiras las podemos hacer a la plancha a fuego muy fuerte y con un chorrito de aceite de oliva. Las reservaremos y pondremos una en cada plato a modo de presentación.

Una vez finalizada la cocción del arroz y una vez apagado el fuego, añadiremos unos daditos de mantequilla cortados en cubos de 1 cm. Dejaremos que se funda la mantequilla y dé el último toque de cremosidad y ligazón a nuestro risotto. Se espolvorea un poquito de parmesano rallado por encima.

Y listo parar comer!!!

Compartir... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest