Para 4 personas:

2 pechugas grandes de pollo

1 pieza de Pak Choy

2 cebolletas chinas

8 champiñones

Sal, pimienta y jengibre

Para la salsa:

1/2 cebolla morada

1 pizca de pasta de curry rojo

300 ml de leche de coco

1 chorrito de salsa de soja

Cilantro

 

Elaboración:

Primero vamos a hacer la salsa, que consiste en dorar la cebolla morada en una sartén a fuego vivo con un chorrito de aceite de oliva. Una vez que haya tomado color la cebolla, añadiremos una pizca de la pasta de curry rojo (hay que tener cuidado con este ingrediente por el picante que contiene) y lo disolvemos en la sartén. Añadimos un chorrito de soja y acto seguido la leche de coco. Dejaremos cocer durante 10 min. Una vez fuera del fuego añadiremos unas hojas de cilantro.

En una sartén grande o un Wok a fuego muy fuerte saltearemos las pechugas de pollo cortadas en dados y salpimentadas. Las reservaremos. En la misma sartén, saltearemos los champiñones cortados en cuartos y una vez dorados añadiremos el Pak Choy cortado en trozos grandes. Añadir el pollo y saltear todo junto. Añadir la salsa que tenemos hecha con anterioridad y rallar un poco de jengibre por encima.

Una vez emplatado, colocamos unos aros de la cebolleta china por encima.

Listo para comer!!!

Compartir... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest