Ingredientes:

 

1 kg de espinas de pescado blanco

2 puerros

1 cebolla

1 ramita de apio

Pimienta en grano

2 hojas de laurel

 

Elaboración:

 

Lo primero que debemos hacer es tostar los huesos y raspas de pescado. Lo podremos hacer en el horno a una temperatura de 200º con cuidado de que no se queme ya que nos aportaría un sabor amargo a nuestro caldo. Las hortalizas también las podemos tostar en el horno con un chorrito de aceite.

Otra forma de tostar los huesos es en la propia cazuela, pero tendremos que estar muy pendientes de que no se nos queme.

Una vez tengamos los ingredientes tostados, los cubriremos de agua fría y los dejaremos cocer por espacio de 30 minutos a fuego lento. Quitaremos la espuma a medida que vaya saliendo a la superficie.

Una vez conseguido nuestro caldo con el sabor y color requerido lo colaremos y enfriaremos.

Y listo para usar!!!

 

Nota:

 

Este caldo lo podremos usar como base para mojar guisos de pescado, salsas oscuras, sopas, etc.

A partir de este caldo podremos obtener una glace de pescado a base de reducción.

 

Compartir... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest